Ha amanecido ya, amor

Ha amanecido ya, amor,

lo sé porque presiento tu piel cercana,

escucho el rumor dormido de tus ojos

y se lanzan mis brazos a abarcarte,

son estos instantes en que un latido

se abre al día, recién nacido,

cuando vuelco la alforja de mis deseos

sobre el suelo frío, como monedas

rodando por tus sienes tendidas,

treinta monedas de alma en pago

de la extensión de vida que te arrebato,

donde quiera que reposes, dondequiera,

amor, que viajes.

Si te ha gustado puedes compartirlo

WhatsApp
Facebook
Twitter
LinkedIn
Feliciano González

Feliciano González

Mi creación artística gira entorno a la pintura, la poesía y la novela.

Mi nuevo libro

Últimos artículos

Homenaje

Homenaje Es muy inspirador descubrir en una plaza de tu pueblo un pequeño rincón donde la paz ha florecido con la sonrisa del recuerdo. En

Breve tratado sobre la estupidez humana

Breve tratado sobre la estupidez humana Ricardo Moreno Castillo   La estupidez humana ha sido un tema recurrente en la historia del pensamiento. El gran

Mil Doscientos Pasos, Juan Cruz

Mil Doscientos Pasos Primeras Personas Juan Cruz   Tan pronto advertí que estaría allí firmando libros, me acerqué a saludar a Juan Cruz en la

Suscríbete

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad