El Silencio

reflejo

El Silencio

 

El silencio es una de las pocas cosas para las que no hemos sido educados.

Algo que apenas conocemos más que superficialmente, que solemos confundir con juegos de sonidos armónicos. El silencio es la nada, es la expresión sonora del no ser, una muerte sin palabras ni gestos. Es ausencia, ajenidad, indefinición. En el silencio nada se expresa, no existe el dolor, no se representa el placer. El silencio se explica a sí mismo a fuerza de carecer de expresión. No huye de quien pretende entenderlo porque es, simplemente, nadie.

Estos últimos días, en el pacífico cautiverio de mi casa, he descubierto de pronto algo de lo que no era sabedor: un intenso croar de ranas y cantos de aves. No se trata de una ingenuidad infantil. Sin duda, todos los meses de Abril de los últimos milenios esos sujetos anónimos de este vecindario ocupaban armónicamente el espacio que me rodea. Lo novedoso es que sólo ahora son perceptibles. ¿Qué ha ocurrido? La respuesta es muy sencilla: ha ocurrido el silencio.

La espesa cortina de sonidos disonantes que entre todos nos encargamos de interponer en el aire de la noche servía de cortina de acero a los sonidos profundos de la vida. ¡Qué paradoja! La vida en pleno vuelo hacia adelante matiza y elimina la verdad íntima de su propio sentido. El ruido de la agitada vida de que nos hemos provisto nos distrae con versiones sintéticas de sí misma, nos hace escuchar sin descanso explicaciones sonoras de objetos en movimiento ajenos a su verdad inmutable, a su esencia fundamental.

Al escuchar hoy tras el silencio, y descubrir la pureza del sonido que atesora, me he sentido arrojado a un nuevo aprendizaje. He sentido el impulso de desaprender todo lo asumido como cierto, comenzar a desandar lo experimentado, y permitir que estas tonadas límpidas que se elevan desde la oscuridad de la noche empapen de lecciones de vida recuperada mi pensamiento.

Por los rincones dañados de las raíces aún podemos encontrar los mensajes que el silencio guarda para quienes desean adentrarse en su universo olvidado.

Si te ha gustado puedes compartirlo

WhatsApp
Facebook
Twitter
LinkedIn
Feliciano González

Feliciano González

Mi creación artística gira entorno a la pintura, la poesía y la novela.

Mi nuevo libro

Últimos artículos

Los Dos Lados

Los Dos Lados Teresa Cardona Teresa Cardona nos ha ofrecido con Los Dos Lados una novela de enorme calidad. Y lo es por el desarrollo

Reseña El Motín

Después de un año de la publicación de mi novela El Motín, me he lanzado a revivir aquel Madrid de 1.836. He visitado de nuevo

En Busca del Amor

En Busca del Amor Adina Alexandrescu Quiero compartir un hallazgo que me ha llenado de admiración. Una obra valiente, sincera, humana que me hace recomendar

Nuestra amada pogona

Nuestra amada pogona Una mascota es un episodio fundamental en la vida de una persona. Se mire por donde se mire, hay un antes y

Suscríbete

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad