El Angelical Rostro del Mal

El Angelical Rostro del Mal

Eva Zamora

 

Eva Zamora nos pone entre las manos una intriga intensa, brutal, punzante. Tras un apunte breve, un anticipo, de una secuencia álgida de la trama en el Capítulo 1, la acción se inicia en un tono que alguien podría calificar de relato doméstico, ordenado, donde vamos conociendo las relaciones familiares, de compañeros de trabajo, amigos, sus personalidades en la vida ordinaria. Poco hace sospechar en esos momentos de la obra lo que se desencadenará después, a partir de que la protagonista Azucena entable la relación personal con Yago, que la conduce de manera inevitable a su matrimonio y su posterior desgracia. Yago encarna un abanico de rasgos que pronto derivan en una representación  fiel del mal. Su ambición y su personalidad proclive al crimen son el eje tanto de la intriga creada como de la denuncia abierta a la violencia de género y la falsedad que subyace en el mensaje de la autora.

Azucena es una cualificada professional de la medicina, entregada a su trabajo, a su familia, preparada para el amor, enamorada ciegamente de su marido, amor que la arrastra como un remolino imparable, hacia su infortunio. Yago es un politico de éxito, de creciente popularidad, manipulador, convincente, corrupto, falso, obsesionado con el sexo violento que le empuja al abuso y el crimen.

La novela es una ficción, pero ofrece un contexto perfectamente extraído de la realidad. El lector no tendrá dificultad en identificar a algunos de sus personajes con casos y circunstancias que, lamentablemente, nos ofrece la realidad. Eva Zamora apunta con nitidez los problemas principales que envuelven la historia: la violencia, el engaño, el falso prestigio, la política como entramado de poder, el abuso físico y psicológico. Y lo hace transportándonos a una actitud de “suspense” sobre cuál pueda ser el desenlace final (el lector no deja un solo instante de temer lo peor), y a nuestra personal posición moral sobre esos temas sobre los que es imposible declararse neutral.

Es notable la magnífica evolución de la trama, cómo se va cerrando un círculo tenaz y destructivo alrededor de Azucena. Cada capítulo require avanzar hacia el siguiente sin demora. Debo resaltar la precisa descripción de los personajes, su perfil psicológico, que hace contrastar la figura de Yago a medida que avanza la historia: se nos presente como arrogante y manipulador, después destapa su perfil agresivo y finalmente se descubre el criminal.

La trama policial de la novela está muy bien trazada en el encaje de sucesos. El inspector Garrido trae consigo la solución del caso, en circunstancias verdareramente extremas y violentas. Pero la autora ha desarrollado con tal precision la intense intriga psicológica que es ésta el centro de la novela, tanto o más que la construcción policial del desenlace.

Es una novela que engancha y apasiona, que no deja neutral al lector. Eva Zamora nos invita a la reflexion sobre la realidad que construimos a través de nuestros comportamientos personales, familiares y sociales, con qué sencillez puede un aparente gran hombre esconder un criminal enfermizo. Y el intenso sufrimiento que padecen las víctimas de tales acciones, cuya esperanza tan a menudo reside en la eficacia del sistema de protección que la sociedad pone a su disposición.

Si te ha gustado puedes compartirlo

WhatsApp
Facebook
Twitter
LinkedIn
Feliciano González

Feliciano González

Mi creación artística gira entorno a la pintura, la poesía y la novela.

Mi nuevo libro

Últimos artículos

Homenaje

Homenaje Es muy inspirador descubrir en una plaza de tu pueblo un pequeño rincón donde la paz ha florecido con la sonrisa del recuerdo. En

Breve tratado sobre la estupidez humana

Breve tratado sobre la estupidez humana Ricardo Moreno Castillo   La estupidez humana ha sido un tema recurrente en la historia del pensamiento. El gran

Mil Doscientos Pasos, Juan Cruz

Mil Doscientos Pasos Primeras Personas Juan Cruz   Tan pronto advertí que estaría allí firmando libros, me acerqué a saludar a Juan Cruz en la

Suscríbete

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad